Morir nos es decidido.Eduardo Córdoba

Morir nos es decidido. Eduardo Córdoba

Por Isabel Krisch

Morir nos es decidido es un libro que se ambienta en el siglo XVII, en una primera instancia en Inglaterra; luego, en Barbados. Cuenta una historia de pasiones, aunque detrás de la narración cuya estructura se presenta deshilachada y fragmentaria, hay mucho más que eso.

Hay intrigas, personajes fuertes, controvertidos, hasta trasgresores para la época que da marco al escenario central del relato. Y que está jugosamente descripta.

Presenta un tono hermético, de enorme poesía, que nada en un océano de imágenes originales, insinuantes y metafóricas. Hay un trasfondo de extrema riqueza en las representaciones que penetran por todos los sentidos a quien se sumerge en su lectura.

En el otro lado de la narración, se desliza el adjetivo rico y puntual, la coloratura de una voz que se manifiesta experta en sonoridades, en matices, en recursos, y que deja ver su solvencia para hurgar los perfiles arquetípicos, sus sentimientos y sus dicotómicas sombras.

Eduardo Córdoba escribe con un estilo extremadamente personal, y parece dibujar en gajos o párrafos un puzzle, cuyas piezas van armando la sucesión de acontecimientos que el lector completa. Hay actitudes, acciones, posturas, aspectos de los protagonistas que no se exponen, pero que se intuyen.

El autor decide narrar la vida de Hannah Turner (descendiente del duque de Kent), figura principal de su primera novela, y detrás de ella deslizar una paleta cargada de detalles de esta fase de la historia, con sus pestes, sus lujos, sus desatinos y sus miserias.

Y nos muestra las restricciones,  los prejuicios, la posición altiva y soberbia de los terratenientes poderosos de cuatro centurias atrás, hacia las mujeres, hacia las clases sociales sumisas a las que sojuzgan y someten. A quienes no respetan.

Desde el argumento troncal, entonces, se infiere la generalidad. Y se reconoce la crónica real. La Historia verdadera.

El tratamiento del espacio y el tiempo es puntilloso. Como las costumbres, los esclavos, las creencias, sopores, climas, palmeras, aves, peces, vientos. Más que vientos, huracanes.

En esa geografía llena de color y de músicas caribeñas, que aunque no suenen, se escuchan como letanías, transita un discurrir de extrema tensión que in crecendo provoca y no permite descansar la vista, ni el interés. Más aún, crea la necesidad de captar y retener las frases que trascienden cualquier invención para quedar latiendo debajo de la letra, subsumidas en una profundidad metafísica que componen, nada menos, que aspectos esenciales de la condición humana.

Cito: “Es la sed la que hace a nuestra confusión. El camino a saciarla adquiere

saberes que también provocan hambres… (…)”. O también: “Segura de que en este último no hay prójimo, ni asoma Dios. De que en ese no fondo, no se es”.

Y: “Porque el brillo del ocaso es a veces más puro que el de un origen. Quien fuiste ayer, ya no está con nosotros”.

Es muy notoria la preparación de Córdoba para que la trama  que describe signifique un testimonio realista, un documento envuelto en ficción que se lee como un relato veraz.

Como se ha dicho, es su primera incursión como novelista; sin embargo, nos demuestra que siendo un profesional ingeniero,  es un agudo y preciso investigador.

Encuentro excelente el uso correcto de los tempos narrativos, más que eso aún, la sensibilidad de una aguda y bellísima poesía.

En mi opinión, esta novela se puede leer en distintas capas debajo del realismo lírico. Se pueden inferir las distintas pulsiones, debilidades, flaquezas y extravíos humanos. Hasta nos incita a preguntarnos, íntima e individualmente, por qué el Morir nos es decidido.

Repito que esta novela es un enorme poema. Eduardo Córdoba es ya una voz experta, al que auguro un largo y profuso camino dentro de la Literatura.

Qué así sea.

Con mucho afecto, mi lectura, mi mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: